0 3 min 2 semanas

Si bien todavía no son masivos, son cada vez más las firmas que avanzaron por este camino, con el agravante de que no esperan mejoras para los próximos meses.

Durante diciembre y enero, meses en los que ya se registraron cifras muy negativas en materia de actividad, las empresas de los sectores más afectados resistieron y apelaron a tomar todas las decisiones previas a los despidos. Sin embargo, marzo mantuvo la tendencia de fuerte contracción y tampoco se avizora una luz al final del camino, por ejemplo, en rubros como el textil o calzado, temerosos además del embate de la importación. Fuentes de este sector confirmaron que hasta el momento “hay relevados más de 1.000 empleos afectados, entre suspensiones y despidos en unas 40 empresas textiles”, además de las tantas que están con recortes de turnos/horas extras y evaluando los pasos a seguir.

“En el segmento industrial hay mas de 5.400 empresas; si bien no se puede extrapolar este número, el impacto que se va a ver en los datos agregados va a ser grande”, dijeron fuentes de la industria.

Otro sector severamente afectado de los industriales, también con una mayor concentración en el mercado interno, es el de madera y muebles. Un estudio realizado por la Cámara de Fabricantes de Muebles, Tapicería y Afines (Cafydma) durante la última semana de marzo a 50 socios (producen en Santa Fe, la mayoría, y el resto en Capital Federal) reflejó que el 30% tuvo en los últimos dos meses caídas de ventas del 70%; otro 30%, entre 50% y 60%; y el 40% restante, entre 30% y 40%. La encuesta reveló que el 70% de los empresarios está aplicando suspensiones del personal, totales o parciales, o lo está evaluando para afrontar la crisis de actividad.

ANUNCIO

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *