0 3 min 2 semanas

Desde la organización destacaron la participación de productores de toda la región y el objetivo fue superar  los 2 mil pesos  por kilo vivo, pero solo en  terneras se llegó a los 2100 pesos como precio máximo. De toda la hacienda expuesta solo un lote de pantalla quedó sin vender, lo que fue un total éxito de ventas.

Los precios máximos que se pagaron por kilo vivo en terneros fue de  2 mil pesos, novillitos 1.900 pesos, terneras 2.100 pesos, novillos 1.840, toritos mejoradas de invernada 1.700 pesos, vaquillonas 1.940 pesos, vacas 1.100 pesos, lotes de vaquillonas de reproducción 700 mil pesos,  lote de vaquillonas 530 mil pesos, lote de vaquillona búfalos  500 mil pesos y lote de novillitos búfalos 800 mil pesos.

Los remates de la AGASP siempre son marcadores de precios en la región y  en esta oportunidad se llegó al precio que ya se venía manejando en otros remates y en algunos lotes se superó a los 2 mil pesos pero fue mínima. SÍ sorprendió  el récord de animales en remate, más de 400  cabezas más que en el remate anterior, que algunos  lo relacionan con la situación económica actual en el sector y la necesidad de los productores de poder  vender.

Hay que remarcar la calidad genética de los animales expuestos lo que hace  que en cada edición  se acerquen más compradores al remate. Desde el Agap apuestan en  agosto, donde se prevé una nueva edición  de la Fiesta Provincial del Ganadero se logre esta misma cantidad de hacienda y mejores precios.

“En esta oportunidad la calidad de animales que juntamos es muy buena, volvemos a superar un récord provincial de cantidad de animales rematados, la verdad que eso para la Asociación es un orgullo, y agradecemos a los productores que confían en esta Asociación.” Resaltó Camilo Sosa presidente del AGAP .

ANUNCIO

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *