0 3 min 4 meses

Su cuerpo fue encontrado alrededor de 40 días después (13 de febrero). El único acusado en este crimen se llama Juan Grden, tiene 74 años, y este jueves comenzó a ser juzgado por el delito de homicidio simple, que contempla penas de entre 8 y 25 años de cárcel.

Grden, quien goza del beneficio de la prisión domiciliaria desde tiempos de pandemia, está en el banquillo del Tribunal Penal Uno de Oberá, integrado por los jueces Francisco Aguirre, Horacio Paniagua y Julio Carvallo (por subrogación). En la defensa de sus intereses está el abogado David Rodrigo Mousquere, mientras que el fiscal Rodolfo Cáceres (subrogante), estará al frente de la acusación. Fueron citados a declarar 10 testigos, para esta primera jornada, entre familiares de la víctima y vecinos.

¿Qué lo conecta con el crimen?
La evidencia (que será expuesta ante los jueces en dos jornadas) marca que pocos días antes del crimen Grden citó a Antúnez Sequeira (su ex empleado) para hacer limpieza en la chacra de El Progreso (propiedad de su yerno), e incluso, el día pactado lo fue a buscar con su Toyota Hilux, acción que fue observada por varias personas. Se menciona que juntos llegaron hasta el lugar en cuestión, donde las pruebas apuntan a que Grden mató a golpes al trabajador y tiró el cadáver al pozo de unos 30 metros, tapando después con tierra, pedazos de madera y ramas.

Antúnez Sequeira fue denunciado como desaparecido, y en los 40 días que duró su busqueda, Grden negó haber tenido contacto con él y hasta lo involucró con el narcotráfico, pero la insistencia de la familia de la víctima derivó en una serie de allanamientos en propiedades del acusado que permitieron el hallazgo del cuerpo y la obtención del cúmulo de pruebas que podrían ser determinantes en este debate oral que mañana podría tener sentencia.

ANUNCIO

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *