0 2 min 4 semanas

La causa de los decesos fue “asfixia mecánica por broncoaspiración”, informaron desde la Municipalidad de Ameghino tras las autopsias hechas a los cuerpos por la Policía Científica del Departamento Judicial de Junín.

Los investigadores aseguran que los fallecimientos se produjeron por la fuerte presencia de gas metano dentro del pozo, proveniente del sistema cloacal. Lo que aún no pudieron determinar es la cantidad que inhaló cada uno.

Además, consideran que es muy probable que el operario Ricardo Bottega haya cometido algún error humano, como no hacer una tarea preventiva antes abrir las tapas; sumado a la realización de ese trabajo sin los equipos específicos.

El cruento hecho comenzó cuando Ricardo Bottega -un conocido bombista de 60 años, oriundo de Ameghino- fue contratado por el municipio local para realizar tareas de mantenimiento rutinario en el sistema de red cloacal, arreglar una bomba, en un sitio conocido -por su forma- como “el cigarro”.

Se supo que el hombre ingresó sin máscara de protección ante alrededor de 70 centímetros de aguas servidas y frente a los gases que emana el líquido condensado. Poco después comenzó a sentirse mal y no pudo salir a la superficie. Los demás trataron de rescatarlo y murieron en el intento.

Igualmente resta determinar si existió algún desperfecto adicional que haya desencadenado la tragedia.

ANUNCIO

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *