0 4 min 3 meses

De mantenerse las tendencias actuales, la pobreza infantil podría alcanzar el 70% y la indigencia el 34% en el primer trimestre del año en Argentina, según un estudio de UNICEF que replicó Reuters. El informe -publicado este martes- también planteó la necesidad de ampliar las partidas presupuestarias destinadas a la protección de la niñez.

En busca de eliminar el déficit fiscal para lidiar con la crisis económica, el presidente de la Nación Javier Milei prorrogó el presupuesto nacional de 2023, lo que implica una fuerte desactualización de fondos en un contexto de pobreza cercana al 57% y un índice de inflación del 254%, con consecuencias sociales devastadoras.

En el informe, el Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) da a conocer el índice de pobreza en niños y adolescentes en Argentina y hace proyecciones para los primeros tres meses de 2024, cuando ve un empeoramiento de la situación.

Según el organismo, el 14,3% de los niños vivía en la indigencia en el primer semestre de 2023, lo que equivale a 1,8 millones de menores, y en su informe estima que el escenario se habría agudizado hacia fines del año hasta alcanzar al 19,4%. En tanto, indica que la pobreza alcanza actualmente al 57% de los niños, lo que equivale a 7,1 millones de chicos, una situación de vulnerabilidad que se agudiza en hogares con bajo clima educativo (83%), en familias monomarentales (68%) o cuando residen en barrios populares (84%).

Según tres nuevos informes de UNICEF basados en cifras oficiales que abordan la pobreza monetaria y las privaciones ligadas a derechos de los niños en el país productor de alimentos, el presupuesto nacional destinado a la niñez muestra al día de hoy una caída del 75% en términos reales.

“La implementación de políticas nacionales claves para la infancia presenta signos de alerta en lo que va de 2024”, indicó el informe. “Se registra un número importante de iniciativas que muestran niveles de ejecución nulos o casi nulos”, agregó.

UNICEF alertó también que planes de ayuda social como la Asignación Universal por Hijo (AUH) y la Prestación Alimentar muestran niveles de ejecución elevados para el momento del año debido a que los montos previstos en el presupuesto actual son insuficientes para hacer frente a las necesidades de financiamiento a lo largo de todo el año.

Entre las medidas propuestas por el organismo para evitar una profundización de la pobreza se destacan la ampliación de las partidas presupuestarias de las políticas de protección de la niñez, la revisión de los mecanismos de actualización para evitar rezagos y la ampliación de las prestaciones sociales.

Las propuestas, que fueron enviadas al Gobierno, se suman a las de otros sectores vinculados a la educación, la salud y la cultura, que parecen chocar con el ajuste del gasto público impulsado por Milei, que alcanza a subsidios, pensiones y salarios.

Fuente: Ambito

ANUNCIO

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *