0 4 min 5 meses

“La obra nacional está prácticamente paralizada en su totalidad y, si hay alguna en actividad, serán muy pocas. Y con respecto a las obras provinciales… están en un ritmo lento y estamos con un diálogo muy fluido con el Gobierno provincial para poder incrementar los ritmos de trabajo de dichas obras”, exspresó.

La situación laboral también es motivo de preocupación. Torres mencionó que el sector de la construcción tenía alrededor de 9000 a 9500 puestos de trabajo mensuales directos el año pasado.  Sin embargo, la situación cambió y es otra la realidad.

“Unos 4500 mil operarios de la construcción van a quedarse en la calle o quedar paralizados”, afirmó. La incertidumbre y la caída de la demanda en la obra privada agravan la situación, según reveló. 

Torres hizo hincapié en la importancia de la construcción vivienda como una de las obras públicas más afectadas y la significativa disminución en la demanda de materiales de construcción.  “Los proveedores están con una caída mensual del 50% en ventas”, detalló.  

La construcción de viviendas, una de las obras públicas más afectadas, derivó en una significativa reducción en la demanda de materiales, afectando a los proveedores y comercios locales, expresó Torres. ”La vivienda es justamente una de las obras públicas donde más operarios tienen. Las obras de casas  son las que más mueven el rubro, destacó Torres.

La demanda de materiales ha disminuido drásticamente, afectando no solo a la construcción en sí, sino también a los comercios locales y la cadena de suministro.

En cuanto a las expectativas de futuro, Torres expresó “seguimos con una incertidumbre bastante grande, seguimos peleando por la obra pública que es justamente necesaria. Al final del túnel, tenemos una luz en la cual vamos a poder salir adelante siempre y cuando trabajemos en conjunto, junto con la provincia, trabajando con todas las cámaras y prácticamente unidos”, reflexionó. 

Los despachos de cemento alcanzaron en enero a 772.874 toneladas, con una caída del 20% en comparación con el volumen total alcanzado en el mismo mes de 2023, de acuerdo con un informe difundido por la Asociación de Fabricantes de Cemento Portland (AFCP).

La AFCP expresó su inquietud por la pérdida de puestos de trabajo vinculados a la obra pública, subrayando la importancia del cemento como uno de los principales insumos del sector. La drástica caída en las ventas de cemento anticipa un deterioro en la actividad general de la construcción.

Fuente: Misiones Online

ANUNCIO

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *