0 2 min 2 meses

Según Janssen, la UNaM llegó a ofrecer hasta 5.000 bandejas de comida al día en sus cinco comedores distribuidos en la provincia, lo que facilita que muchos estudiantes puedan continuar con sus estudios gracias a estas políticas de apoyo.

Sin embargo, Janssen señaló que el panorama económico para la universidad es sumamente complejo este año. Aunque hay dos partidas presupuestarias provenientes del Gobierno Nacional, una destinada a los salarios del personal docente y otra para gastos operativos. Janssen indicó que estas partidas “se mantienen igual que el año pasado, sin ningún aumento”. Esto plantea serias dificultades, ya que los costos fijos como la electricidad, el agua, la limpieza y la seguridad aumentaron significativamente.

Ante esta situación, los decanos de las facultades de la Universidad se encuentran evaluando la situación económica para determinar qué decisiones tomar, incluyendo el futuro de los comedores universitarios. Janssen advirtió que es probable que no se pueda mantener el mismo nivel de servicios debido a las limitaciones presupuestarias, que no se ajustaron a la inflación y al aumento de los costos operativos.

ANUNCIO

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *