0 3 min 4 meses

En toda la región, conocida por sus playas turísticas y producción vitivinícola, trabajaban ayer 17 brigadas de bomberos, 1.300 soldados y voluntarios civiles que ayudaban a combatir las llamas y, también, a los damnificados.

El presidente de Chile, Gabriel Boric, visitó la zona y decretó dos días de duelo nacional por las víctimas de los incendios.

También indicó a la prensa que hay 1.300 viviendas afectadas, por lo que se están tomando medidas para recibir y asistir a las familias que han sido desplazadas.

Sobre el origen de los focos de fuego, Boric señaló que se está investigando y trató de “miserables” a quienes hayan estado detrás de estos incendios.

La ministra del Interior de Chile, Carolina Tohá, señaló que ya es el incendio que más pérdidas humanas causó en su país, y probablemente “va a ser la situación de emergencia, después del terremoto del 2010, que más víctimas ha generado en Chile en el último tiempo”.

Como otros funcionarios, Tohá se refirió ante la prensa a los posibles orígenes del fuego: “Hay antecedentes serios de que el origen del más grave de estos incendios, que es el de Las Tablas, podría haber sido intencional. Siempre hay rumores de este tipo, pero en esta oportunidad son antecedentes serios de personas confiables”.

“Esto es motivo de gran preocupación, porque un incendio que causa esta devastación y esta pérdida de vidas humanas, originado intencionalmente por otras personas, es una alarma social de la mayor gravedad”, subrayó.

Por eso la Jefatura de la Defensa Nacional ordenó la prohibición del transporte de combustible en bidones, para evitar la posibilidad de que surjan nuevos focos.

ANUNCIO

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *