0 2 min 6 meses

Las cajeras del súper chino de la zona Sur de Posadas siempre bulliciosas, ayer estaban en silencio. Un rato antes una de ellas había sido estafada en 40 mil pesos por un cliente que usó una aplicación trucha de Mercado Pago para abonar su compra. La angustia era porque ese dinero iba a ser descontado a fin de mes de su salario.

“No me di cuenta de nada extraño” dijo la joven cajera a un cliente de la fila que le preguntó qué había ocurrido.
La modalidad se hizo conocida justamente por una estafa millonaria ocurrida días atrás en un balneario de Mar de Plata. Ocho jóvenes gastaron un millón de pesos en alcohol en un balneario y pagaron con una versión fraudulenta de Mercado Pago, la billetera virtual más reconocida del país.

ANUNCIO

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *