0 2 min 3 semanas

Finalmente, el Gobierno descongelará desde mañana un impuesto que impactará directamente en los combustibles, por lo que se espera un nuevo aumento en los surtidores a partir del primero de febrero, confirmaron fuentes calificadas a Ámbito. Cada petrolera definirá su suba, completaron.

Según un análisis del Instituto Argentino de Análisis Fiscal, el valor real del monto fijo del tributo descendió un 85% entre diciembre de 2018 y diciembre de 2023. Con este escenario, la recaudación mensual por el impuesto en cuestión descendió un 77% real en cinco años.

Los impuestos que se vencieron son: el referido al combustible líquido (ICL) y al dióxido de carbono (IDC) que había postergado en noviembre el extitular del Palacio de Hacienda, Sergio Massa, e implicaba una suba extra de $70 por litro directo al público. El último ajuste del gravamen se aplicó en el segundo trimestre de 2021.

El aumento en los precios de los surtidores podría tener un efecto negativo en la inflación: el aumento podría impactar en una suba de 1 o 2 puntos para febrero, después de una inflación del 25,5% en diciembre. El número final, en este contexto, estará atado a los precios establecidos por las petroleras.

ANUNCIO

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *