0 1 min 4 semanas

La agencia meteorológica japonesa situó la magnitud del temblor en 7,6 e indicó que se trataba de uno de los más de 50 seísmos de magnitud 3,2 o superior que sacudieron la región en la festividad de Año Nuevo -cuando las familias se reúnen y visitan santuarios- durante varias horas.

Los canales de televisión interrumpieron los servicios normales con una programación especial que incluía al primer ministro, Fumio Kishida, instando a la población de las zonas de peligro a “evacuar lo antes posible” a terrenos más elevados.

Fuente: Infobae

ANUNCIO

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *