0 2 min 4 semanas

El virus sigue cambiando constantemente y puede dar lugar a nuevas variantes y sublinajes que se propaguen con mayor rapidez o eficacia. Si eso ocurre, la variante puede volverse más común en relación con otras que estén circulando. Eso ocurrió con el sublinaje de Ómicron llamado JN.1.

A nivel mundial, JN.1 es actualmente la subvariante de interés más circulante y ha sido notificado por 71 países, según informó la Organización Mundial de la Salud (OMS). Se la ha detectado en Colombia, Argentina, México, y Perú, entre otros países de América Latina.

Representaba alrededor del 66% de las secuencias realizadas a partir de muestras de pacientes con COVID durante la última semana de diciembre en comparación con alrededor del 25% en la última semana de noviembre.

Esa agencia sanitaria había difundido la evaluación inicial del riesgo de JN.1 el 19 de diciembre pasado. Indicó que había un bajo riesgo para la salud pública a nivel mundial basada en las pruebas disponibles.

El sublinaje JN.1 es desciende de Ómicron BA.2.86. Es como si fuera una “nieta”, si se la “compara” con una relación familiar. Está a dos generaciones de distancia de BA.2.86, que había sido llamada coloquialmente Pirola gusta.

ANUNCIO

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *