0 3 min 1 mes

Una mujer estadounidense sufrió un paro cardíaco repentino en febrero del año pasado en su casa y, a pesar de que su marido llamó al 911 y los médicos intentaron reanimarla, “murió” durante 24 minutos.

Una vez que estuvo consciente, sufrió un ataque de epilepsia que duró más de media hora, por lo cual la trasladaron al hospital más cercano para internarla. Allí, pasó nueve días en terapia intensiva aunque, afortunadamente, salió ilesa: “Me dijeron que estaba intacta y que no tenía daño cerebral”, expresó en una publicación que compartió.

Estuve en coma durante 2 días y cuando desperté estaba muy confundida por haber sido intubada y no tuve memoria a corto plazo durante varios días más”, explicó. “Nunca recuperé la memoria de la semana anterior ni de la mayor parte del tiempo que pasé en la UCI (unidad de cuidados intensivos). Incluso, todo lo que pasó un mes antes todavía me resulta confuso”.

A pesar de ello, la joven confesó que sí recuerda lo que sintió mientras los médicos intentaban reanimarla. “Sentí una paz extrema y lo seguí sintiendo durante algunas semanas más al despertar”, comentó. Además, detalló que recuerda haber estado parada sobre un lugar donde estaba muy calmada y sin estrés.

Luego de “volver a la vida”, Lauren escribió un libro en el cual relata su vivencia frente al trágico hecho y demuestra lo excepcional de su caso: de los 65 casos de “auto resucitación” de un paro cardíaco entre 1982 y 2018, sólo 18 personas se recuperaron por completo. Este fenómeno también es conocido como efecto Lázaro y aún se desconoce la causa que lo provoca.

ANUNCIO

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *